El Prurito de la palometa

Cuando uno cree que ya ha pasado todo lo que las leyes físicas pueden permitir, surgen cosas que dejan a cualquiera como “pajarito en grama”. Uno siente que inexorablemente nos dirigimos a un encuentro final con la naturaleza, en su estado más virginal, más salvaje, más puro. En muchos de los queridos pueblos del amado y empobrecido estado Sucre hay una especie de plaga que no tiene, no podía tener, un nombre normal, el insecto en cuestión tiene a la gente loca de la piquiña, se trata de la invasión de la Palometa Peluda.

Es una mariposa que, como toda mariposa, busca la luz y por ello su descontrolada presencia ha contribuido con los planes de racionamiento eléctrico del gobierno, debido a que los pueblos a partir de las 6:00 pm se transforman en pueblos fantasmas, en los cuales nadie prende un bombillo y el alumbrado público nunca se activa.

La palometa libera un polvito que genera una reacción alérgica en la gente y, como es lógico pensar, no es lo mismo una alergia, que una alergia en un tipo de Rio Caribe a 40 grados bajo sombra. Ya hay denuncias respecto a la negligencia en la fumigación, el sobreprecio que supuestamente se está pagando por ello y los chanchullos que explicarían por qué el lepidóptero se ha reproducido de forma tan alarmante.

A la situación, desesperante como ya es, se le agregan los chistes, “caribbean mode”…inevitables.

La especie es endémica, no es importada, se le conoce desde siempre, de manera que las autoridades sanitarias no pueden alegar que la vaina llegó desde Trinidad o que es una estrategia de guerra biológica de 8va. generación diseñada por la CIA. Todo indica que se trata de un batequebraísmo más del gobierno. Pero eso hay que entenderlo; si uno anda por esos mundos de Dios intentando salvar a la humanidad no puede tener tiempo para algo tan minúsculo y pruriginoso como la Palometa Peluda.

La pérdida del control de la reproducción de la palometa peluda forma parte de un proceso de vulnerabilización del país ante la naturaleza. En el Génesis se dice que Dios ordenó al hombre que dominara la Tierra y a eso se ha dedicado el hombre desde entonces. La especie humana ha logrado progresivamente mayores grados de independencia y libertad respecto a la naturaleza, ha incrementado su control sobre ella y eso le ha permitido imponerse y cumplir con el mandato del Ser Supremo.

Sin embargo, la Revolución Bolivariana, en su búsqueda del paraíso perdido precolombino, en su proceso de restauración del “Buen Salvaje”, lleva al país a un estado de sumisión total a los ciclos naturales.

Por eso en Venezuela hay luz si llueve, hay casa si no llueve, si hace calor hay apagones, si no, los hay menos. La malaria y el dengue toman progresivamente su curso natural, como si no hubiera un solo Homo sapiens en el territorio, porque, en realidad, los humanos que lo ocupan son tan nulos que no parecemos ejercer ninguna acción civilizatoria. Todo comienza a depender de las estaciones, los ciclos migratorios, las fases de la luna y las tormentas solares, el terreno se va dejando como lo tenía Dios antes de crear al hombre a su imagen y semejanza.

Lo de la Palometa es entonces un paso más en nuestra acelerada carrera por deslastrarnos de todo vestigio de civilización decadente que nos quede, un logro más en la batalla hacia la regeneración del paraíso de paz, amor y armonía ecológica precolombino. Todo esto, a pesar de que los caribes se impusieran a las tribus vecinas diciendo: ¡Anakarina rote aunicon paparoto mantoro toto manto! (Solo nosotros somos gente, aquí nadie se rinde, aquí no hay cobardes y esta tierra es nuestra).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s