Archivo mensual: mayo 2011

Ortega y Gasset, indignación y antipolítica

Al ver las declaraciones de algunos de los participantes en el movimiento de los “indignados” en España, debo confesar que, aunque suene políticamente incorrecto, recordé una sección de “La Rebelión de las Masas” de José Ortega y Gasset llamada “La época del señorito satisfecho”.

Ortega y Gasset básicamente decía, iniciando el siglo pasado, que el hombre de su época era el beneficiario privilegiado de una acumulación impresionante de avances y logros que las generaciones anteriores habían forjado con gran esfuerzo y que “el hombre masa”, como él llamaba a esa nueva generación, actuaba cual heredero irresponsable, que lo recibía todo ya hecho de sus predecesores y se ocupaba solo de disfrutarlo frívolamente: “el niño mimado de la historia”.

La crítica fundamental al movimiento de los “indignados” es que no parecen tener un objetivo político concreto, lanzan consignas difusas y, al parecer, se autocolocan en una posición de superioridad moral que los hace despreciar lo existente y sentirse una especie de vanguardia pura de la humanidad misma. Si uno revisa la lista de propuestas que han hecho, puede encontrar algunas cosas que aquí, en Venezuela, ya el gobierno revolucionario ha comenzado a implantar. Entre otras propuestas, han sugerido la expropiación de viviendas que no se hayan vendido para entregarlas en régimen de alquiler controlado, impuestos al patrimonio y nacionalización de bancos antes que su rescate.

No hay dudas de que existen elementos para estar inconformes con las injusticias existentes en la sociedad, sin embargo, no dejan de llamar la atención las comparaciones y analogías, un poco temerarias, que se han hecho con el Mayo Francés. A pesar de que muchos lo hayan negado expresamente, ese “flavor” de “paren el mundo que me quiero bajar” proyecta una imagen en la cual parecen estar apostando a la antipolítica.

¿No es este movimiento, un lujo que solo se pueden permitir ciudadanos bien alimentados, en una ciudad occidental, favorecidos por el estado del bienestar y con un nivel educativo muy por encima del promedio mundial?

¿O se trata acaso del asomo de una demanda de mayor significado y grandeza por parte de una sociedad que evoluciona?

¿Será una manifestación de “señoritos satisfechos” en el sentido de Ortega y Gasset?

¿Estaremos ante los dolores de parto por el nacimiento, no de la era de la cual hablaba Silvio Rodríguez, sino de un nuevo tipo de capitalismo, más enfocado en el largo plazo y volcado a la sociedad, como el que ya han sugerido algunos expertos, debe comenzar a imponerse?

Por los momentos, solo puedo afirmar que el tono de superioridad moral que se percibe en muchos de sus voceros, esa especie de pretensión de pureza vanguardista, luce como el talón de Aquiles del movimiento.

Cuando uno ha visto a nuestros “dignificados” da como vaina ver a tales “indignados”

@raulaular

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Secreto del voto y secreto a voces

De nuevo, se levanta el mito. Una leyenda que, en caso de que los electores sospechen del secreto del voto, puede mejorar los números del gobierno, sin que haya fraude material. Un juego perfecto en el cual la oposición se debate entre la necesidad de aclarar el tema y la posibilidad de oscurecerlo cada vez más, mientras intenta aclararlo: “no aclares, que oscurece”.

¿De qué manera puede asegurarse ante la opinión pública, que dentro de una maraña de circuitos integrados y software, que están físicamente unidos, todo está, en realidad, separado?

¿Cómo puede la oposición evitar convertir esto en un “issue” si el gobierno quiere que lo sea?

Si ahora la captahuella y la máquina de votación son la misma cosa, ¿cómo explicar que son dos en una? Ni la Iglesia Católica ha podido explicar en más de 2000 años cómo las Tres Divinas Personas son tres y una a la vez: es un dogma de fe. En los pocos meses que faltan para las elecciones, ¿se le puede pedir a la gente fe en el misterio de las dos máquinas en una, que son dos y están separadas, aunque en el mismo cuerpo?

Esto es como un “judo” comunicacional: mientras más energía le dediques, más te afecta.

Una cosa tan innecesaria, controversial y cara, solo es posible cuando hay un claro objetivo detrás. Y ese objetivo no es quedarse con la comisión por las maquinitas, hay muchas otras cosas en las cuales se puede ganar una comisión.

Lo paradójico es que, técnicamente, no parece haber riesgos, de hecho, se supone que aumenta la seguridad. Pero éste no es un tema técnico, es un tema comunicacional.

Había pasado por debajo de cuerda, pero ya está en la primera página de El Universal.

@raulaular

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Trapo rojo o papa caliente?

A raíz de las sanciones que el Departamento de Estado anunció contra PDVSA, como era de esperarse, se ha desatado en el gobierno la furia patriótica. Los ministros han dicho que no le tienen miedo a nadie, el diputado Istúriz ha dicho que nosotros le vendemos a quien nos de la gana y se anuncia una respuesta contundente que restaure el mancillado honor de la nación. Esto no es lo importante, esto es la primera derivada del asunto.

También han surgido agudas opiniones según las cuales el gobierno utilizará este incidente para galvanizar su apoyo (como trapo rojo), desviando con la exaltación de soberanía y patriotismo, la atención de los problemas realmente importantes. Algunos, incluso, han llegado a anunciar una nueva torpeza de los gringos quienes, sin darse cuenta, estarían contribuyendo a la mejora de los números del gobierno colocando sobre la mesa un tema fácilmente explotable desde el punto de vista electoral.

Bueno, la verdad es que hay una gran subestimación hacia la población si se cree que la bandera del honor mancillado de la patria levantada de forma tan grotesca puede tener algún impacto electoral. La tesis del “trapo rojo” supone que “yo si me doy cuenta” de lo que pasa pero el resto son pendejos que no están en capacidad de entender la manipulación.

Lo que ha sido posicionado por algunos como un “trapo rojo” puede ser más bien otra papa caliente. El gran problema que tiene el gobierno es hacerle creer a su núcleo duro de apoyo que, de verdad, aquí hay una revolución socialista, antiimperialista y eterna en marcha. Sin embargo, lograr mantener la coherencia ante el núcleo duro de apoyo se hace cada vez más difícil y si ese apoyo se desmantela, todo se cae. El caso de las sanciones de PDVSA puede actuar como otro “perezbecerrazo”.

Ante una agresión como ésta, la única conducta coherente para un gobierno revolucionario, que ha anunciado hasta el cansancio estar en la mira del imperio y que se ha mostrado decidido a crear un nuevo orden mundial postimperialista, es la ruptura de la relación comercial con EEUU y la suspensión de la venta de petróleo. Sin embargo, los US$ cash que vienen del imperio son fundamentales para financiar la revolución consumista importadora en la cual nos encontramos y no hay tiempo de crear austeros y sacrificados hombres nuevos antes del 2012.

Será realmente un espectáculo de mercadeo político la compatibilización del rechazo al imperio y a su agresión irrespetuosa, con el celestial sonido de la caja de PDVSA anunciando que ya los gringos pagaron cash.

@raulaular

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡Llegó el día, hay que “vivir viviendo…”!

Llegó el día. Mañana es el día del fin del mundo. Este acontecimiento ha estado en las predicciones de muchos desde hace siglos y a veces parece que de verdad se va a cumplir. Una visión apocalíptica fue la de Thomas Malthus, quien dijo que la población crece geométricamente y la producción de alimentos aritméticamente llevando a una asimetría entre población y alimentos que necesariamente generaría enfrentamientos, guerras y destrucción.

El supuesto fundamental de la teoría no se cumplió y el ingenio humano encontró formas de multiplicar la producción de alimentos como Malthus jamás imaginó ni en sus más salvajes pesadillas. Sin embargo, eso no implica que el Malthusianismo haya muerto, solo estaba de parranda.

La teoría de Richard Duncan (The Olduvai Theory of Industrial Civilization) según la cual la humanidad está entrando en un período post industrial donde el consumo per-cápita de energía tiende a descender inevitablemente y nos llevará a un caos eléctrico, es solo una de las teorías neomalthusianas que pululan por allí. Lo interesante de esta teoría es que nos toca directamente porque está asociada completamente a la producción de petróleo.

La teoría predice que volveremos a la era de las cavernas, que nuestro estilo de vida actual es insostenible, que el mundo perdió la brújula, abusó de los recursos naturales y está destinado a regresar al neolítico. Se hacen análisis en los cuales se afirma que los sitios más peligrosos serán las grandes ciudades, debido a su gran dependencia de la electricidad y que los apagones e interrupciones en el servicio eléctrico serán inevitables. Duncan dice que ya entramos en esa era y le pone fecha a la cosa: predice que el momento en el cual el consumo per-cápita de energía llegará a un 37% de su valor máximo (valor máximo que dice se alcanzó en 1978) será durante el año 2025 y que, a partir de allí, inevitablemente entraremos en un neo-neolítico, una nueva edad de piedra.

Hay algunos elementos que apoyan la teoría de Duncan, el más relevante de ellos es la escalada galáctica de los precios del petróleo y las expectativas de que la tendencia llegó para quedarse. Sin embargo, lo más preocupante es que, a juzgar por las declaraciones de los voceros del gobierno venezolano, autoridades de uno de los países que en al apocalipsis de Duncan estarían más seguros, todo el proyecto del Socialismo del Siglo XXI parece una macro estrategia dirigida a prepararnos en términos de patrones de consumo y estilo de vida para la inevitable llegada del fin de los tiempos. Incluso se propone que esto ya puede haber sucedido en otros planetas.

Los apagones, la austeridad, la pequeña propiedad, el conuco in-house, el gallinero vertical y otras iniciativas similares, lucen como estrategias para hacer viable la aparición del hombre nuevo socialista moderno en un mundo en el cual todos debemos “vivir viviendo”.

Si ha sido posible que muchos intelectuales de izquierda cayeran rendidos a los pies de Heinz Dieterich y su alocada teoría de la economía de equivalencias no debe sorprendernos que las teorías de Duncan sean el marco fundamental de diseño de la sociedad que pretenden construir: una sociedad pesimista, que olvida las infinitas capacidades del ingenio y espíritu humanos.

@raulaular

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Qué hacer?

Recientemente, en Barquisimeto, se capturó a los líderes de un grupo vinculado con la invasión de inmuebles. Según el Gobernador Henri Falcón, los detenidos, pertenecientes al grupo FRIO (Frente Revolucionario de Inquilinos y Ocupantes), fueron capturados con armas y presuntamente consumiendo estupefacientes. Pocas horas después de la detención, fueron colocados o en libertad plena, o en libertad condicional.

También en Barquisimeto, unos trabajadores del Central Madeirense ubicado en el Centro Comercial “Las Trinitarias”, a raíz de un conflicto con la empresa, decidieron cerrar el establecimiento. De inmediato se solidarizaron los trabajadores de las sucursales en Caracas y en los estados Aragua, Carabobo y Yaracuy. La reacción del Presidente de la República, desde su cama, afectado por una dolencia que aparentemente ocasionó pérdida de líquido sinovial en su rodilla, pero al mismo tiempo contento, porque Shakira le regaló una guitarra eléctrica roja, fue alertar sobre la posibilidad de expropiar, con la participación de los trabajadores, establecimientos que incurran en acaparamiento y especulación.

¿Qué sucede? En el mismo espacio geográfico y temporal, con gran celeridad, se actúa exactamente en contra de lo que es razonablemente recomendable a partir de los estudios de opinión pública. La población está en contra de la expropiaciones, a favor de la propiedad privada pero el gobierno sigue amenazando con expropiar y afectar la propiedad. ¿Qué puede explicar un comportamiento tan contraintuitivamente chacumbélico?

Parece que el gobierno se encuentra en una dolorosa trampa. Un dilema continuo entre el responder tanto a las demandas de la población como a las de su núcleo de apoyo duro. ¿Cuántas expropiaciones compensan la extradición de Pérez Becerra? ¿Cuántos “rescates de tierra” pueden equilibrar la conchupancia con el exministro de defensa de Alvaro Uribe y “oligarca cachaco consumado”, devenido ahora en nuevo “mejor amigo”?

Ya para esta fecha, 12 años después de haber iniciado la ejecución del presupuesto de mercadeo más voluptuoso de la historia para posicionar la marca “Socialismo del Siglo XXI”, no deberían estar tan elevados los números de apoyo a la propiedad privada. Cuando ocurrió la famosa “victoria de mierda” se explicó que la propuesta fue introducida prematuramente, antes de la obtención de la madurez necesaria por parte del pueblo para un modelo tan vanguardista, sin embargo, la “inmadurez” luce eterna, inmutable.

¿Cómo simular ante el núcleo de apoyo duro al proyecto socialista, que la revolución avanza a paso de vencedores y, al mismo tiempo, evitar convertirse para la mayoría de la población en la imagen de evocación automática, cuando se piensa en lo que el país no debe ser? ¿Qué hacer?

Como dice Edgard Gutiérrez, hay malas noticias para Miraflores. Muchas veces una elección la gana, no quien tiene más recursos, sino quien comete menos errores.

@raulaular

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡Una sola noticia!

Nadie puede negar que la proliferación de hechos con potencial noticioso en Venezuela luce abrumadora. Sin embargo y a pesar de la avalancha diaria, el ambiente es más bien de “ausencia de noticias”.

Todo por abundante, parece hacerse irrelevante. En tres días hemos visto, entre otras cosas:

1) La llegada de Makled al país

2) Suspensión de gira presidencial por razones de salud

3) Publicación de informe en todos los medios internacionales involucrando al gobierno venezolano con las FARC

4) Mega crisis eléctrica en la mayoría del país

5) Negación de la AN a discutir el tema Makled

6) Discusión en AN de una ley contra el racismo

7) Propuesta de un ministerio para la afrodescendencia

8) Lanzamiento de la misión Gran Vivienda Venezuela e inicio del censo correspondiente

9) Anuncio sobre la proximidad del día del juicio final y el fin del mundo (una importada)

10) Propuesta del diputado Istúriz sobre sanciones ante la revelación pública de cualquier asociación con primates (una especie de neo-anti-evolucionismo)

Pues, a pesar de esta proliferación de hechos espectaculares, en realidad, no hay nada nuevo, todo es sideralmente aburrido. Todo habla de incompetencia, improvisación, opacidad y ridiculez, es decir, lo mismo de siempre. En la lista de los últimos 10 eventos espectaculares todo es extraordinario pero rutinario, grave pero normal, inaceptable pero omnipresente.

Sin embargo hay un acontecimiento, por debajo de cuerda, no muy espectacular, que si es relevante:  el CNE pretende conectar las máquinas captahuellas y las máquinas de votación (hay que escuchar el audio, en la reseña no se menciona) con la finalidad de asegurar que por cada persona haya solo un voto. Ante ésto el rector Vicente Díaz alerta respecto a la utilización del hecho como mecanismo para sugerir que el voto no es secreto. Según el rector, esa conexión entre las dos máquinas puede, a partir de rumores difundidos por SMS, redes sociales y otros medios, afectar la intención de voto y/o generar abstención.

Es cierto que hay razones para pensar que el CNE tiene “cierta parcialización” pero la utilización de ese posicionamiento para generar conductas que permitan al gobierno mejorar sus resultados, incluso sin fraude material, es suicida.

Una vez más, el misterio que se esconde detrás del funcionamiento de las máquinas, la asimetría de información respecto al mundo de la informática y nuestra pulsión por favorecer teorías conspirativas, pueden jugar a favor del gobierno. Ya lo alertó un rector del CNE, no es concha de ajo!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Un pelotazo contra el próximo bateador?

Imaginemos un partido de béisbol entre el equipo “A” y el equipo “B”. 8vo. inning, 3-4 a favor de “B”, 1 out, 2 bolas, 1 strike, 1 corredor en segunda, batea el equipo “A”. “A” tiene en el line up bateadores muy buenos, los próximos 2 son, de hecho, muy reconocidos y vienen de la misma academia, en la cual se entrenaron juntos desde pequeños. El pitcher de “B” es zurdo, ha comenzado a lanzar bolas muy rápidas y como dicen algunos expertos “pitcher zurdo cuando lanza muy duro tiende al descontrol”.

Los días anteriores al partido, se filtró una información según la cual había un entendimiento “privado” de “B” con el umpire principal, esto causó protestas de “A” pero nada suficientemente contundente como para decidir no jugar. Lo que si lució evidente fue el impacto sobre el público: todos, tanto fanáticos de “A” como de “B”, sospechan que hubo algún entendimiento y esto ha agregado algo de tensión al encuentro.

Sale el jugador, un tipo con buen promedio y se prepara para batear. De repente, el pitcher lanza y le da al bateador un pelotazo en la cabeza que sorprende a todos. El equipo “A” protesta, el bateador no puede seguir jugando y, de hecho, quedó inhabilitado por varias semanas. El público se estremece, incluso algunos fanáticos de “B”, ya afectados con los rumores de acuerdos previos con el umpire, se molestan y manifiestan su descontento. El manager de “A” pide sancionar al pitcher, hay discusión airada pero el umpire desestima los reclamos. Sorprendentemente, a pesar del descontrol, el manager de “B” decide dejar al pitcher en el campo, parece que no hay otro con quien relevar.

Sale el próximo bateador y se prepara en el home. Hay gran tensión, el pitcher está presionado, el público espera entre la angustia y la desconfianza. En la mente del pitcher se asoma una idea peligrosa: sabiendo que está descontrolado, que este nuevo bateador le puede dar duro, que no tiene instrucción de dar base por bolas, y confiando en un acuerdo previo, que efectivamente hubo, con el umpire, planea golpear nuevamente al bateador y evitar que con un toletazo se voltee el marcador. En ese escenario tendría tres en base, pero saldría de estos dos incómodos bateadores y habría juego todavía.

El pitcher se pregunta, ¿Qué es mejor: fajarse con el nuevo bateador y asumir los riesgos o tener un juego con tres en base, en donde le pueden anotar mucho más fácilmente, pero con otros bateadores que estima puede dominar mejor? ¿Cómo reaccionará el público? ¿Mantendrá el umpire sus promesas aún si el público reacciona fuertemente?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized