¡Una sola noticia!

Nadie puede negar que la proliferación de hechos con potencial noticioso en Venezuela luce abrumadora. Sin embargo y a pesar de la avalancha diaria, el ambiente es más bien de “ausencia de noticias”.

Todo por abundante, parece hacerse irrelevante. En tres días hemos visto, entre otras cosas:

1) La llegada de Makled al país

2) Suspensión de gira presidencial por razones de salud

3) Publicación de informe en todos los medios internacionales involucrando al gobierno venezolano con las FARC

4) Mega crisis eléctrica en la mayoría del país

5) Negación de la AN a discutir el tema Makled

6) Discusión en AN de una ley contra el racismo

7) Propuesta de un ministerio para la afrodescendencia

8) Lanzamiento de la misión Gran Vivienda Venezuela e inicio del censo correspondiente

9) Anuncio sobre la proximidad del día del juicio final y el fin del mundo (una importada)

10) Propuesta del diputado Istúriz sobre sanciones ante la revelación pública de cualquier asociación con primates (una especie de neo-anti-evolucionismo)

Pues, a pesar de esta proliferación de hechos espectaculares, en realidad, no hay nada nuevo, todo es sideralmente aburrido. Todo habla de incompetencia, improvisación, opacidad y ridiculez, es decir, lo mismo de siempre. En la lista de los últimos 10 eventos espectaculares todo es extraordinario pero rutinario, grave pero normal, inaceptable pero omnipresente.

Sin embargo hay un acontecimiento, por debajo de cuerda, no muy espectacular, que si es relevante:  el CNE pretende conectar las máquinas captahuellas y las máquinas de votación (hay que escuchar el audio, en la reseña no se menciona) con la finalidad de asegurar que por cada persona haya solo un voto. Ante ésto el rector Vicente Díaz alerta respecto a la utilización del hecho como mecanismo para sugerir que el voto no es secreto. Según el rector, esa conexión entre las dos máquinas puede, a partir de rumores difundidos por SMS, redes sociales y otros medios, afectar la intención de voto y/o generar abstención.

Es cierto que hay razones para pensar que el CNE tiene “cierta parcialización” pero la utilización de ese posicionamiento para generar conductas que permitan al gobierno mejorar sus resultados, incluso sin fraude material, es suicida.

Una vez más, el misterio que se esconde detrás del funcionamiento de las máquinas, la asimetría de información respecto al mundo de la informática y nuestra pulsión por favorecer teorías conspirativas, pueden jugar a favor del gobierno. Ya lo alertó un rector del CNE, no es concha de ajo!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s